.

.

jueves, 5 de enero de 2017

El detonante preciso

Le confieso Señora, me inunda un calor extremo cuando me ordena seguir su voluntad.
Resulta indescriptible, única, la sensación de pérdida, de saberme despojado.
El sentir de no tener el control es una sensación extraña pero en extremo agradable, tanto como novedosa.
Tan concisas e imperativas suenan sus palabras como intensa y breve la respuesta de mi cuerpo...
cuerpo que parece no seguir mis intenciones sino las suyas.
Me genera una firme e instantánea excitación que me imponga sus deseos.
Nimiedad? Acaso el hombre no suele tener fácilmente esas reacciones un par de veces al día, al menos?
Qué tiene de novedoso?
Desde mi condición de hombre que siempre ha tenido las riendas en sus manos...
es escalofriante el sentimiento que despierta un placer así.
Sin escapatoria, no hay duda posible al notar la instantánea erección como única reacción de mi todo.
Sus precisas e indiscutibles palabras, suenan recias en mí.
Sin duda conoce mi detonante preciso.

8 comentarios:

  1. Sorprendente para mí... ninguna.
    Gracias Señora Megan.

    ResponderEliminar
  2. Alex, Alex... Solo es el principio. Tú procura aprender bien la lección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si este es sólo el principio, grandes cosas hay por delante.
      Sepa usted que pondré todo el empeño en aprender...
      en estar a la altura del desafío y mi mentora.

      Eliminar
  3. Solo necesitas un punto y podrás mover el mundo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy el punto y la palanca...
      la Señora ha de conocer donde y cuanta fuerza ha de ejercer.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por visitar mi rincon de vivencias de cortesano.

      Eliminar
    3. Gracias a ti por mostrarme...
      Saludos.

      Eliminar